¿Qué es el “body shaming” y por qué no está nada cool?

Últimamente escuchamos muy seguido el término “body shaming”. Seguramente te enteraste del escándalo que se armó cuando Kim Kardashian se “atrevió” a publicar una foto de ella con celulitis, o cuando un sitio de deportes decidió criticar a Rihanna por su aumento de peso. Justo eso es el “body shaming”: hacer comentarios negativos sobre el cuerpo de alguien más sólo porque no encaja con el concepto que tenemos de un “cuerpo bonito”.

👌👌 #RIHANNA

A post shared by ▶Snapchat👻: @Kimiandco (@meltingcrew) on

El valor no radica en el físico

Aquí es justo donde tenemos que hacer una pausa para entender porqué no está nada cool: Nos han enseñado que nuestro valor radica en nuestro físico y a las mujeres en especial nos imponen ciertos estándares que tenemos que cumplir para ser “atractivas” y aceptadas: tenemos que tener un abdomen plano, pompas sin celulitis, boobs perfectas, cinturita, caderotas, brazos torneados, cabello de película… pfff… ¡la lista es interminable!

Y sí, hay un grupo muuuuy afortunado de mujeres que cumplen con las características pero, ¿qué pasa con el resto de las mujeres que no logramos encajar en el perfil, ya sea porque nos hemos descuidado un poquito o simplemente porque nuestro ADN no nos lo permite? ¿Ya no podemos presumir nuestro físico o ponernos la ropa que queramos?

Se lo aplican hasta a las deportistas

Está muy cañón. Ni las deportistas – que llevan un estilo de vida súper saludable y tienen un cuerpo súper trabajado – se salvan de estas actitudes. Serena Williams, quien lo ha ganado todo y sigue demostrándonos que no tiene límites, ha tenido que aguantar a lo largo de su carrera comentarios nefastos sobre su cuerpo e incluso sobre su color de piel. ¡¿Pueden creer que la critican por tener “cuerpo de hombre”?!

LONDON, ENGLAND – JULY 12: Serena Williams attends the Wimbledon Champions Dinner at The Guildhall on July 12, 2015 in London, England. (Photo by Stuart C. Wilson/Getty Images)

Otro episodio súper desagradable de body shaming ocurrió en los Juegos Olímpicos de Rio 2016: Alexa Moreno fue la única mexicana que logró clasificar para representar a nuestro país en la disciplina de gimnasia. Lo hizo muy bien, incluso mejor de lo que ella misma esperaba. ¿Pero saben en qué se fijaron los demás? En su peso.

Cientos de mexicanos le dedicaron tweets súper agresivos llamándole “gorda” y cosas más feas, ¡cuando ninguno de ellos tiene la disciplina necesaria para llegar a unos Juegos Olímpicos como ella! De hecho, Alexa estaba algunos kilos por debajo de su peso regular al momento de la competencia.

“Me sentí triste, sí me dolió. No soy un robot que no siente”, declaró a la BBC. Aunque después recapacitó y se dio cuenta que la opinión de los demás no tenía por qué afectarle. “Soy mexicana y luzco como mexicana. No pueden esperar ver una rubia”, se defendió en Twitter. ¡Aplausos!

Otras deportistas como Ana Gabriela Guevara -a quien incluso la atacan diciendo que es hombre – y la nadadora Rebecca Adlington también han sufrido body shaming. ¡Tenemos que parar esto ya!

(Photo by Clive Rose/Getty Images for British Gas )

Hay que aprender a no juzgar a las personas por la apariencia de su cuerpo. ¿Qué onda con llamarle “gorda” a otra niña, o hacer cualquier otro comentario negativo sobre su cuerpo? ¡No se vale! No tenemos ni idea del daño que podemos hacer con las palabras. Nadie tiene derecho de opinar sobre tu cuerpo o lo que comes. ¡Mientras tú estés sana y feliz, los demás no tienen porqué opinar!

Fotos: Quien, BBC, Metro, Univisión, Wallpapersdsc, Lisa a la Mode, EstiloDF

Te puede interesar: