Empezando Cancha y Glamour: Si no puedes contra el enemigo, ¡únetele!

¡Bienvenidas a nuestro blog!

Primero lo primero, nos presentamos. Somos dos Anas unidas en este blog. Aquí  queremos compartir con ustedes ideas, consejos, quejas, noticias y todo lo que se nos ocurra que les pueda interesar como mujeres, sobre los deportes. La intención es que juntas descubramos todo lo bueno que tienen los deportes, aunque a veces no nos encanten.

 Les vamos a contar un poco de nuestras historias.

Como muchas de ustedes, yo me casé con un niño guapo, divertido, lindo, trabajador, inteligente, en fin, con miles de cualidades, pero con lo que en su momento me pareció un gran defecto: ¡es súper fan de ver deportes! Y lo peor del caso es que cada vez ve más deportes.

Cuando éramos novios, me quedaba muy claro que quería “echarle ganitas”, así que me soplaba todos los partidos del América sin quejarme y la verdad es que hasta disfrutaba ir al estadio. Él, muy orgulloso, le presumía a todos sus amigos como su novia se sabía la alienación completa. Con el paso del tiempo, fui dejando de ir al estadio y de ver los partidos en la tele. De hecho les confieso que muchas veces he usado esas dos horitas para una siesta deliciosa en el sillón mientras que el apoya a su equipo.

En contraste, tengo conocidas que lo han hecho totalmente al revés, en lugar de alejarse de los deportes que les gustan a sus novios o esposos, cada vez se apasionan más, ¿y saben qué? ¡les funciona muy bien! Yo creo que ese es el chiste, encontrar la forma de “unirse al enemigo” para que el deporte sea algo para disfrutar juntos en lugar de que sea algo que nos aleje.   

Y ahora va un poco de la historia de la otra Ana. Tengo un novio adicto a los deportes; no hay otra manera de describirlo. Su pasión y dedicación a este tema es una de las cosas que más me llamaron la atención de él. La verdad es que con el he pasado por todas las etapas de amor y odio al deporte: el ve todos los juegos posibles, no discrimina. Al principio pensé que estaba buenísimo porque así me daba a mi tiempo de hacer mis cosas, ver a mis amigas, leer, lo que yo quisiera. Después lo odié, peleas cada domingo y peor cuando era temporada de Americano, lunes y jueves también discusión segura. Finalmente, gracias a su paciencia, gran actitud y par de viajes al estadio, poco a poco estoy aprendiendo de deportes y ahora es algo que disfrutamos ver juntos. Eso si, me encanta apostarle al equipo contrario, ¡así tiene mas chiste!

Y ahora, aquí estamos las dos Anas, sentadas escribiendo sobre este tema. ¿Quiénes creen que están rayados con este proyecto? Obvio ellos.

Pero no lo hacemos por ellos, lo hacemos porque a nosotras en verdad nos ha hecho una diferencia saber, opinar y de vez en cuando practicar deportes. Y creemos que como nosotras, hay muchas mujeres que no tienen idea lo que es un “fuera de lugar” o lo que significa “línea de scrimmage” y no han descubierto que saber un poquito de esto, ¡puede ser una gran ventaja para nosotras! Adicional a que hay muchos hombres guapos que ver jajajaja y finalmente, el deporte realmente es una gran actividad que ayuda a cuidarnos y a sonreír todos los días (por aquello de las endorfinas). 

Las invitamos a seguirnos, preguntarnos cualquier cosa relacionada al deporte, darnos su opinión y ser parte de esta comunidad donde aunque hablemos de Canchas no perdemos el Glamour.

 

Ana (s)